ESTA AQUIJubrique: Historia y Tradiciones- Los Mártires de Rotillas

Jubrique: Historia y Tradiciones- Los Mártires de Rotillas


Pedro Sierra de Cózar

Promovido por la Asociación Cultural Rotillas

 

Jubrique: Historia y Tradiciones

 

Los Mártires de Rotillas

     Todas las guerras, y en especial aquellas en las que la religión es protagonista, tienen sus mártires. La historia de su pretendido martirio se transforma, en poco tiempo, en una leyenda, plagada de elementos mágicos, que es utilizada por sus creadores como instrumento de propaganda para elevar los espíritus propios y denigrar a los enemigos.

     En la guerra de 1570, los escasos cristianos viejos que residían en las alquerías moriscas fueron perseguidos por los rebeldes, que descargaron en sus personas el odio acumulado durante décadas.

     Doscientos años más tarde, nuestro conocido cura de Genalguacil, Simón de Zamora, narraba en estos términos la muerte del jubriqueño Nicolás de Bergara y sus compañeros:

     (...) al dicho sitio de los Reales, según tradición y justificación hecha en la Villa de Benadalid a cuatro de febrero de mil seiscientos y diez años, siguiente al de la expulsión de los moriscos, ante Ambrosio de Cameros, Alcalde y Alcalde Mayor de dicha Villa, llevaron los moriscos en un chuso la cabeza de Nicolás de Belgara, que padeció martirio en el campo de Jubrique por el odio que los moriscos consivieron contra él porque los perseguía como enemigos de Nuestra Santa Fe, por la que le dieron martirio, atado a un árbol, asaeteándolo, cortándole después la cabeza, en lo más fervoroso de la incesante confesión y predicación de Jesucristo, medio glorioso por el cual iadosamente y con probabilidad podemos inferir logró la corona y palma del martirio...

     Y cuio cuerpo se cree está enterrado en la Yglesia de Rotillas, haciéndose esto verosímil por rasones de congruencia, pues no obstante que el cuerpo del referido Belgara fue hallado, según la deposición de los testigos en el campo de Jubrique, pudo ser sepultado en dicho Rotillas, bien por ser el más próximo al lugar del martirio, bien por ser este pueblo anexo a Jubrique.

     De donde tal vez tomar fundamento el que se diga que en Rotillas hai santos por haverse enterrado en su Yglesia el cuerpo del referido Nicolás de Belgara, y de la cabeza creemos que después de haver sido llevada a dichos Reales, plaza de armas de dichos moriscos, tal vez haciendo mofa y alarde de ella la traerían a la loma del Real Chico y puesto abanzado de ellos en donde la dexarían.

     Lo que hemos de conjeturar de el olor que en dicha loma a su comedio a la parte austral hacia este pueblo y a distancia de un cuarto de legua de él, en el mismo camino se experimenta, no obstante que en dicho sitio jamás se ha hallado por los naturales yerba aromática, aun cuando ha sido buscada con toda solicitud y cuidado, ni la calidad de la tierra puede exalar ni producir semejante olor que se experimenta de presente y es tradición de estos naturales se ha experimentado siempre...

 

Simón de Zamora

Cura de Genalguacil, op. cit.

 

Jubrique: Historia y Tradiciones

Agradecimientos

Imágenes de la presentación

 

Etiquetas

El Tiempo

El Tiempo

Financiado

Proyecto Incentivado por la CICE y financiado con fondos FEDER